Mega Drop Down Menu
Documento sin título
 
 

Muchas veces nosotras somos vistas como el sexo débil cuando en realidad somos hechas de un material fuerte y lleno de bendición. Cuando Dios nos creó, fue con el propósito der ser no solamente una ayuda idónea, pero una mujer de calibre y eficaz.

Dios en Su infinita sabiduría, nos hizo a Su imagen y semejanza. Nos imprimió con su hermosura, dándonos la importante encomienda de juntamente administrar con nuestros esposos para multiplicar y prosperar todo lo que Él nos ha dado.

Para poder funcionar según por lo que fuimos creadas, Dios nos hizo con características, dones y habilidades que al hombre le ayudarían para funcionar en su llamado y propósito como sacerdote del hogar. Lo cual nos ayudará para ser una pareja  y equipo perfecto.

La Biblia nos enseña que el Señor nos creó con una bendición especial. Podemos llevar y transmitir vida. Esto no solamente se refiere en lo que es dar vida en lo físico, pero tambien en el poder transmitir vida por medio del amor y la enseña de los valores establecido por Dios al habernos creado.

El ser mujer no quiere decir que somos perfectas, más bien como creyentes, debemos de imitar y aprender de las mujeres de la Biblia. Por medio de la Palabra de Dios, podemos aprender que cada una de estas mujeres son muy semejantes a nosotras y podemos confirmar que sus historias y tramas nos revelan que sus vidas, no son muy diferentes a las nuestras de hoy en día. Todas ellas, al igual que nosotras, hoy enfrentaron la inseguridad, el dolor, el miedo, el sufrimiento, la superación, la familia, en fin, un sin número de situaciones que aun hoy las vivimos. Lo que si debemos de hacer, es establecer prioridades, orar y no cometer los mismos errores.

Esta más que claro que Dios nos perdona y restaura, pero siempre cerciorándonos en no volver a caer en esos errores nuevamente. Aun en medio de dichas situaciones, Dios anhela que toda mujer experimente Su ternura, Su perdón  y conozca el verdadero significado de ser bendecida y reinar con toda autoridad.

Hoy día, la mujer esta programa a vivir y actuar como si ella tuviese su propia posición y esperan ser reconocidas por lo que hacen. Es más, aun en algunos casos, mujeres en el pastorado que trabajan y funcionan juntamente en el pastorado con su esposo, se olvidan que él sigue siendo el sacerdote de su hogar y por ende él es el Pastor y la cabeza, y se ponen al mismo nivel que él y no es así.

Sea en la casa o la iglesia, la mujer debe ser una mujer sometida y sujeta a su esposo. He visto como algunas mujeres se ponen el sombrero de pastoras y atropellan a muchas personas, incluyendo a su esposo y eso, está fuera de orden.

Primeramente, estamos para servir al pueblo de Dios con amor y respeto y segundo estamos para honrar y ser de ayuda idónea a nuestros esposos. Tenemos y debemos dar el ejemplo ante otras mujeres como ser una verdadera mujer llamada y capacitada por Dios como esposa y aun como líder en una iglesia. En mi caso, yo tambien soy “pastora” pero no dejo de reconocer que tengo que ver y asistir a mi esposo como lo que es, “un sacerdote, llamado por Dios.”

Con esto, no quiero decir que soy una mujer sin decisión o sin carácter, pues tengo ambos, y los que me conocen saben que es así, pero reconozco que Cristo primeramente me hizo como ayuda idónea, me llamo al ministerio para ayudar, para capacitar y bendecir, no para yo tomar el lugar que le pertenece a él como Pastor principal y hombre de Dios. Esto tampoco dice que no tomemos decisiones, pues tambien me ha tocado tomarlas, pero que el comportamiento sea de respeto y honra. Seamos para otras mujeres un testimonio vivo de como verdaderamente quiere Cristo que seamos y le modelemos a Él. Solo así podrás demostrar Su poder y Su honra.

Eres Princesa de Dios y Naciste Para Reinar!

www.mujeresunidasinternacional.org

Facebook: Mujeres Unidas Internacional - Dra Sarah Barek
Instagram: mujeres.unidas.internacional
Twitter: twitter.com/@dra_barek
Blogspot: http:Mujeresunidasinternacional.blogspot.com

Dra. Sarah Barek, Ed. D., Ph. D.
P.O. Box 521494
Miami, Florida 33152 - USA

 
Documento sin título
¿Quiere ser parte de nuestra página web?
Escriba sus comentarios en el Facebook y apoye esta poderosa visión.
     
 
 
 
  MUJERES UNIDAS INTERNACIONAL

Dra. Sarah Barek, Ed. D. Ministerio para la mujer con fines de ayudarla a vivir el propósito de Dios en su vida
por medio de conferencias, retiros y consejería pastoral.

P.O.Box 7714 / Port Saint Lucie, Florida 34985 USA
(772) 323-0351 / Fax (772) 323-0484
www.mujeresunidasinternacional.org
drasarahbarek@mujeresunidasinternacional.org
 
© 2018 - Copyright - All Rights Reserved – Mujeres Unidas Internacional
Dra.Sarah Barek,Ed.D., Presidenta  - P.O.Box 7714 Port Saint Lucie, Florida 34985 USA -  Tel: (772) 323-0351 / Fax (772) 323-0484