Mega Drop Down Menu
Documento sin título
 
 

¿Quién Soy En Cristo?
“Soy Princesa de Dios”

Repasemos la importancia de nuestra creación. El por qué y para que fuimos creadas & diseñadas:

Primeramente ya establecimos que fuimos Creadas a la Imagen y Semejanza de Dios. Creadas con una función específica y determinada.

Fuimos Creadas para Adorar y Servir a Dios.

Fuimos Creadas para ser ayuda idóneas: obedientes, para sobre guardar nuestra familia, para ser sustentadora, llenas de fuerza y valor. Demostrando siempre valores, principios, integridad y un amor al estilo de Dios.

Por años a la mujer se le ha catalogado como el sexo débil, y esto no es verdad.
Es más, en el mundo secular, hay trabajos que la mujer puede desempeñar aún mejor que el hombre.

Si estás llamada a cuidar de tu familia. Cuidarás a esa familia con amor y devoción; con ahínco. Defendiéndola de todo y todos. Eres mujer es de empuje, de fuerza, de agallas. Sino pregúntale a cualquier mujer que ha tenido la bendición de ser madre;  que es el llevar a un ser en sus entrañas y dar vida a un ser perfecto nueve meses después.

Pregúntale a cualquier mujer, que aún enferma: limpia, trapea, lava ropa, cocina, cuidada de sus hijos día y noche y pelea diariamente por el bienestar de su familia. Esa no es una mujer débil, sino más bien una mujer de gran carácter y determinación. Una mujer Creada bajo el llamado y propósito de Dios.

Tu mujer, estás llamada al ministerio más importante y preciado del mundo; al de la familia. A ser amorosa, sabia y paciente, con tu esposo y con tus hijos. Esto no quiere decir que llevarás los pantalones en el hogar, pues esa responsabilidad se la dio Dios al hombre y no a ti. Tú eres la ayuda idónea, no demonia.

Pero eso sí, cásate, y cumple con lo que el Señor dice en Mateo 19:6: “Por consiguiente, ya no son dos, sino una sola carne. Por tanto, lo que Dios ha unido, ningún hombre lo separe.Eso es el matrimonio, una unión santificada por Dios, no una unión libre, pues eso la biblia le llama “pecado”.

Dios estableció y cree en el matrimonio; no en vivir juntos en libre unión. Cuando la biblia dice “lo que Dios unió” habla del matrimonio, si la unión no fue consumada por  medio del matrimonio, Dios no está en ese proceso. Él nunca lo bendijo. Si no hay matrimonio, entonces Dios no dio la bendición y la pareja esta fuera de la bendición de Dios. Es más, aun la sociedad no acepta el distribuir los beneficios del hombre a la mujer cuando este muere, pues legalmente ella no fue reconocida como su “esposa”. Ella pierde todo el derecho de reclamar su pensión mensual “retiro”, medicare, etc. Por no estar casada, ella pierde todo derecho.

Si estas llamada a ser una mujer de ministerio, estás llamada a mantener la causa  de obediencia primeramente a Dios y sustentar a los hombres a tú alrededor; tu pastor, líderes eclesiásticos, etc., ser la ayuda que mantiene enfocado a Dios como la razón de vida, de testimonio y la única fuente de servicio.

AHORA BIEN, Entonces déjame decirte quien eres en realidad….
Naciste con un propósito divino. Eres hija del Gran Rey, Heredera de Su Reino, tu sangre es Sangre Real. Tu sangre, tu ADN proviene del Rey de Reyes y Señor de Señores. Eres Paridora de Sueños, Madre de Multitudes, Hija de la Fe. Eres especial, triunfadora, amada, respaldada y diseñada por y para Dios.
No eres cualquier cosa, ¡Eres Princesa de Dios!

Di: ¡YO SOY PRINCES DE DIOS!

Una mujer de nombre Débora nos enseñó un principio que llamáremos el principio de la Herencia Real. Es la herencia de Dios para sus hijas. En la antigüedad, la herencia real era sólo para los hijos, pero a partir de la resurrección de Jesús, la herencia real también paso para todas sus hijas.

Hay una herencia muy importante para la vida de cada hija de Dios y, cuando una hija del Rey sabe quién es, no anda tratando de convencerse o de convencer a otros de quien es en realidad. Sino lo cree, lo acepta y lo pone en práctica.

La Princesa de Dios sabe quién es y cuál es su herencia. Ella conoce lo que le corresponde. Ella no pelea con Dios para que Dios le apruebe nada. Ella sabe, porque que sabe de quién es hija.

Cuando una Princesa está segura de quién es, sabe que es heredera de todas las cosas y lo que le falte lo pide a su Padre, y Él se lo suplirá. Débora era una mujer sencilla y humilde. Pero no hay que confundir humildad con autoestima baja, ella era humilde, pero estaba bien clara de quién era y cuanto valía.

Es tiempo de que como hija de Dios te alinees con lo que Dios ha dicho de ti, de mi...Es el tiempo de que las hijas de fe, tomemos conciencia de quién somos hijas. Somos Hijas del Gran Rey. Del Rey de Reyes y Señor de Señores.

Tú no eres un trapo sucio, u una alfombra que la gente pisotea. Tú eres de gran valor,  y poder para el Reino. Tu Padre te hizo en Su imagen y semejanza. Eres fuerte, bella, y de gran carácter.  Eres ¡Princesa de Dios!

Dios te quiere con una autoestima saludable, con dignidad, con valor. Dios te quiere como te creo, reina de su mundo, corona de la familia, socia de su esposo.

Dios no te quiere en competencia con Él, pero tampoco te quiere como alfombra de Él o de ellos. Te quiere como conquistadora, como mujer valiosa-piedra preciosa. Princesa del Dios vivo.

Deja de llorar, deja de sufrir, deja ya de lamentarte, arregla tu vida y repara tu imagen. Deja de culpar a tu esposo, a tus hijos a otros por tus fracasos. En tus manos están las promesas y bendiciones de Dios. Tómalas, actívalas, levántate y ponte tu corona. Ya es hora que reclames lo que por fe te pertenece-tu vida, tu autoestima, tu futuro.

Alégrate, arregla tu rostro y arregla tu vida. Habla "firme y pisa recio”.
Eres hija del Gran Rey. Camina con gracia regia, con postura de realeza, tú vales mucho para Dios. No dejes que nada, ni nadie diga lo contrario. Si Dios contigo ¿quién contra ti?    SHOW HOW…….CINDERELLA EFFECT……CLASE/ELEGANCIA

¡Deja de pelear dando excusas! Si hay una niña asustada dentro de ti que necesita ser liberada, entonces agárrate de las promesas de tu Padre, de Tu Rey y recuerda lo que Él dice: “Él nunca te dejará o te desampara, esfuérzate y se valiente”.

“MUJER ERES MÁS VALIOSA QUE LAS PIDRAS PRECIOSAS.
ERES UN DIAMANTE QUE HA SIDO PULIDO
EN LAS MANOS DEL MAESTRO  JESUS.
UN DIA DIOS PENSO EN TI, Y SABES… EL TE HIZO UNICA.
NO HAY OTRA EN LA TIERRA COMO TU.
TU ERES SU OBRA MAESTRA, Y TE DIO UN VALOR UNICO.
LEVANTATE Y RESPLANDECE,
PORQUE TU AMANECER HOY HA LLEGADO.”

Proverbios 31:10 - “Mujer virtuosa, ¿quién la hallará? Porque su estima sobre pasa largamente a la de las piedras preciosas”.     
                                                                                            
Tu Rey y tú Dios te llama piedra preciosa. No dejes que nadie te diga lo contrario.

Cantares 4:7 - “ Toda tu mujer eres hermosa, amada mía, y no hay defecto en ti.” 

Eso no te lo digo yo sino tu Padre, el que te creo en Su imagen y semejanza.

Quizás hay una niña intimidada, quizás víctima de abuso verbal, físico, sexual y psicológico, que calla en silencio y que necesita ser liberada para ser feliz y poder cumplir con el llamado y las Promesas de Dios en tu vida.

Permítele que salga y se convierta de niña a mujer, de mujer a hija, de hija  Princesa y de Princesa a heredera de la Gloria Real del Reino de Dios. Permítele el tomar las promesas que Tu Padre, Tu Rey tiene para ti. No tienes que tener la autorización de nadie, ya esa autoridad la tienes, Cristo te la dio el día que Él con amor te creo. Fuiste escogida con un propósito divino desde del vientre de tu madre.

Quizás esos yugos o esas situaciones te  han hecho mucho daño; pero quiero que sepas que Dios te ha hecho valiente y fuerte. Tú ya no estás sola.
En el momento que Jesucristo entro en tu vida Él vive en ti. El cambio todo eso.

1 Juan 4:4 - “porque mayor es el que está en vosotros que el que está en el mundo.”

Romanos 8:31 - “Si Dios está por nosotros, ¿quién estará contra nosotros?”

Analiza también como tu valor y tu fuerza puede dar y traer vida y aliento a eso que llamamos “hijos”. Dios sabia de tu capacidad, de tu amor, de tu fuerza, de tu responsabilidad.

Dios no te diseño con complejos, Él no te diseño con miedo. Él te diseño libre, linda, especial, con una imagen sana-En Su imagen. Eres la primera Dama de tu mundo, de Su Reino. Vive como tal. Regresa al diseño original de Dios, Él te hizo con una voz, con una manera de ser especial, con una cierta forma de caminar, un ciclo muy tuyo. No creas las mentiras que por años se han hecho tan real que tú ya te las crees. No permitas que nadie te haga abortar tus sueños de Princesa.

El Rey ha dicho que eres su hija, su heredera, su Princesa, entonces sueña como tal, habla con tal, piensa como tal, camina como tal, compórtate como tal y basta ya de lamentarte. 

No abortes tu visión ni como hija, ni como madre, ni como una Princesa con propósitos. No lo des en adopción. Agárrate de esas promesas y cualidades que son solamente tuyas.

Tus sueños son parte de tu herencia, no los descuides. Dios te ha puesto en el lugar correcto y en el tiempo exacto para el alumbramiento perfecto, cree en tus sueños, créele a Él, se valiente y defiéndelos. Son tuyos. Él te los dio.

Que tu pareja, tus hijos y el mundo vea de lo que tú eres capaz. De que eres capaz de dar luz en medio de las tinieblas.

No hay ni existirán Princesas feas.
El único feo es tu enemigo. Entonces, busca eso que crees feo en ti y sácatelo de encima.

Si son arrugas de tristeza sácatelas de encima, si son libras de más, elimínalas, si son canas cámbiale el color, pero no olvides nunca quien eres en Cristo.

Defiende la obra de Dios, tú eres su obra maestra, no te maltrates a ti misma. Confía en ti, confía en tu poder.

Débora sabía claramente cuál era su llamado, su función y qué tenía que hacer y qué no. Débora tenía claro su identidad, sabía definirse. ¡Defínete tú también hoy!

Cuando uno no sabe quién es, tiende a perder el camino el cual le lleva a cometer error tras error. Por eso es imprescindible que sepas quien eres en verdad. Y yo te digo hoy que: ¡Tú eres Princesa!

El Espíritu Santo te ha equipado y te ha preparado para que tengas una identidad propia, para que te puedas parar delante de cualquier dificultad y vencer en el nombre de Cristo.

Cuando te pregunten: ¿Quién eres..? Responde: ¡SOY HIJA DEL REY, HEREDERA, PRINCESA, PARIDORA DE SUENOS, MADRE DE MULTITUDES, HIJA DE FE, HIJA DEL GRAN REY!

Así te llama Él. Su hija de fe, Su Princesa Real. Las princesas hablan como Débora: "Yo me levanté, había tanto lío en Israel y vi que nadie se levantaba, pero yo tuve una palabra de Dios, escuché su voz y yo Débora me levanté como mujer en Israel".

Como mujer debes saber influenciar, saber el que decir, saber lo que está bien y lo qué está mal.  Como actuar y cuando actuar.

La Princesa de Dios sabe caminar, sabe defender lo que Dios le ha dicho. Dios quiere que sueltes profecía por tu boca y Él Espíritu se va a mover de acuerdo a la palabra que sueltes de tu boca. Declara bendición sobre tu vida, sobre tu esposo, tus hijos, tu trabajo, tu ministerio. Declara bendición sobre tus hijos, tu familia.

Tal vez tu familia está desordenada y vacía, tal vez tus hijos estén totalmente desordenados y el Espíritu se está moviendo en tu familia, pero Dios quiere que empieces a soltar palabra, para que el Espíritu Santo se meta en la palabra y comience a ordenarlo todo, en acuerdo con lo que profetizaste como hija de Rey. Tienes que seguir declarando la Palabra y el Espíritu Santo seguirá ordenando todas las cosas.
Profetiza y Declara palabras en la vida de tu esposo e hijos como:

  • Eres vencedora    
  • Eres prospera
  • Eres grande
  • Tu puedes
  • Dios tiene algo grande para ti - no lo contrario

(Eres un inepta, tonta, estúpida, etc.)

Eso no es profetizar, eso es maldecir.
En el mundo espiritual esas palabras se activan y tarde que temprano, ese niño se las cree. Y cuando es mayor es un inepto bueno para nada, pues aunque no fue creado así, eso fue lo único que el escucho.

Créele a Dios, cree en ti misma. Ya está bueno de creer las tonterías que has escuchado de tus padres, de tu esposo, de esas tal personas las cuales dicen ser tus amistades.

  • No sirves para nada
  • Eres una imbécil
  • Eres una estúpida
  • Eres una inepta
  • No vales nada

Amistades que te dice:

  • Búscate otro hombre, pues el que tiene no sirve
  • Divórciate, ya encontraras otro hombre
  • Vámonos a la disco, al antro…cuidado, esas no son palabras de una verdadera amiga. Recuerda que la persona que no es feliz, tampoco quiere tu felicidad. O a lo mejor te tiene envidia. Envidia tu felicidad y tu vida.

No te das cuenta, que esas son las mentiras que Satanás quiere que tu creas, pues el más que nadie sabe del propósito que Dios tiene para ti y para los tuyos. Si satanás puede logra que tú te debilites, y te des por vencida, entonces el ya ganó la batalla. No lo dejes - Tú tienes ya la autoridad. ¡TOMALA!

Las armas del enemigo se afilan contra ti día a día y a menos que sepas quien ERES en Cristo, no podrás permanecer de pie.

  • El enemigo no solo quiere dañar tu imagen, tu ministerio, tu matrimonio, tu trabajo y tu apariencia, pero…
  • El enemigo también toca todo eso para que CREAS que tú ERES algo contrario al propósito de Dios y a menos que estés completamente segura y clara de lo que ser MUJER – PRINCESA DE DIOS significa en Cristo, caerás ante las pequeñas frustraciones diarias y dejarás que tu identidad se vea afectada. Perderás batallas que ya por herencia son tuyas.
  • Cuando Dios te da una promesa, ya sea ministerial, familiar o profesional, necesitas establecerte firme en tu identidad en Él; para que cuando vengan los problemas o pruebas, puedas permanecer con tus ojos puestos en las promesas y permitas que todas las circunstancias cruciales solo te formen y te fortalezcan.
  • Solo así, podrás ser la triunfadora que Dios diseño en Su imagen para Su Reino, para tu propósito aquí en a tierra.
  • Defiende tu corona Princesa, pues El Rey, tu Padre pago un precio muy alto por dártela; pago con Su propia muerte y sangre, y te entregó su trono y reino para que un futuro no muy lejano compartas Su gloria.

Eres Princesa de Dios y Naciste Para Reinar!

www.mujeresunidasinternacional.org

Facebook: Mujeres Unidas Internacional - Dra Sarah Barek
Instagram: mujeres.unidas.internacional
Twitter: twitter.com/@dra_barek
Blogspot: http:Mujeresunidasinternacional.blogspot.com

Dra. Sarah Barek, Ed. D., Ph. D.
P.O. Box 521494
Miami, Florida 33152 - USA

 
Documento sin título
¿Quiere ser parte de nuestra página web?
Escriba sus comentarios en el Facebook y apoye esta poderosa visión.
     
 
 
 
  MUJERES UNIDAS INTERNACIONAL

Dra. Sarah Barek, Ed. D. Ministerio para la mujer con fines de ayudarla a vivir el propósito de Dios en su vida
por medio de conferencias, retiros y consejería pastoral.

P.O.Box 7714 / Port Saint Lucie, Florida 34985 USA
(772) 323-0351 / Fax (772) 323-0484
www.mujeresunidasinternacional.org
drasarahbarek@mujeresunidasinternacional.org
 
© 2018 - Copyright - All Rights Reserved – Mujeres Unidas Internacional
Dra.Sarah Barek,Ed.D., Presidenta  - P.O.Box 7714 Port Saint Lucie, Florida 34985 USA -  Tel: (772) 323-0351 / Fax (772) 323-0484